sábado, 24 de octubre de 2009

¿Será esa nube parte de la “sombra” de Jung…?

Hoy volví al lugar de origen, de donde salí aquella noche… Aquella madrugada del viernes, 23 de octubre de 2009, apenas empezaba el día, unos veinte minutos después de la medianoche…

Me desperté por el estruendo… Empecé a descartar posibilidades: no podía ser un temblor porque en temblores anteriores mi cama se movía distinto, como una mecedora; no podía ser un trueno porque apenas había nubes en el cielo; no podía ser la explosión de un transformador porque la bombilla tenía luz…

La respuesta estaba detrás del cerrito que se levantaba al lado del lugar donde estaba en Bayamón: una luz como si fuese un incendio. Recordé los sueños que he tenido en ocasiones donde me levanto también de un sueño y veo que un avión se ha estrellado cerca de donde estoy. Es un sueño que siempre me impresiona prque comienza con el despertar y ese evento me tiende la trampa de que lo que vivo no es un asunto del subconciente, sino una inequívoca realidad. Así, cuando vi aquellla luz sobre el cerro, que era indudablemente de un fuego, me pregunté si estaba soñando… Y hasta que logré dormirme tarde en esa noche, descubrí que no había ninguna diferencia entre mis sueños y la realidad, que ese viernes interminable rompía el esquema del tiempo, como si todo se hubiese detenido, como si las mentiras de la realidad fuesen las verdades de los sueños…

Hoy, sábado 24 de octubre de 2009, sé que el día anterior no fue un sueño y que las mentiras se siguen repitiendo, como si la realidad fuese pintada por la fantasía… con miles de capas de pintura… Lo único que ha permanecido como constante es la nube negra…¿Será esta la “sombra” de la que habló Carl Gustav Jung…?

Quizás, el profesor Mario Núñez Molina, del Blog DigiZen, experto en temas junguianos me lo pueda aclarar…

3 comentarios:

lydia irizarry dijo...

Sabes que?Lo importante de esto es que Dios nos ha guardado hasta ahora,su misericordia esta con el pueblo de puertorico a pesar de todo lo que esta sucediendo en el pais,todavia la misericordia de Dios no nos ha abandonado y debemos darle gracias,Dios los bendiga.

Mario A. Núñez Molina dijo...

Elco;
Muy interesante esa reflexión sobre los sueños y la realidad. Para Jung las fuerzas arquetipales del inconsciente colectivo se puedan manifestar en la realidad física. Y hay una interesante sincronicidad entre la crisis que vive el pueblo y la explosión. Es cómo si de alguna manera la energía de la psique colectiva tuviese que expresarse de esta manera. No me cabe duda que es un símbolo del estado convulsivo en que se encuentra la Isla.

Elco Lao dijo...

Lydia:

Amén…


Mario:

Gracias por la orientación…